Se cayó la bandera, pero el precio sigue firme
Jos Algra
13 de septiembre de 2022

El precio de café en Nueva York bajó 17 puntos en la quincena. El viernes recuperó significativamente, con 6.30 centavos a 228.50, ayudado por el debilitamiento del dólar y el fortalecimiento del real brasileño, pero ayer lunes volvió a bajar 3.75 centavos y cerró en 224.75.

La bandera que se anunció hace quince días efectivamente se formó, muy larga que parecía que iba a terminar en el suelo, pero no dio el resultado esperado. No atrajo más inversionistas para reiniciar el rally con mayor fuerza. El volumen viernes fue de menos de 25 mil contratos y el interés abierto subió apenas 4 mil a 197 mil contratos en la quincena. Se nota también en la posición de los fondos. Subieron 7 mil contratos a 30,754 neto largo al 30 de agosto, pero bajaron 2 mil a 28,752 neto largo al 6 de septiembre.

Una oportunidad perdida de retomar la tendencia alcista y establecerse de nuevo arriba de 240 parece, pero los fundamentos de oferta y demanda indican que el precio va a seguir siendo alto por un buen rato, como veremos más adelante.

Soportes: 220.20-220.65, 209.45-210, 200 y 192.30. Resistencias: 230.70, 240.6 y 242.95.

Rabobank en el último reporte trimestral ajustó su estimación de cosecha 2022/23 a la baja, de 172.3 a 169 millones de sacos. Con eso el pequeño excedente de 1.7 millones se convierte en un pequeño déficit de 1.3 millones. En la temporada pasada ya hubo un déficit de 5.8 millones, 700 mil sacos más de los estimado en el reporte trimestral anterior. El principal déficit está en café arábica (-4.7 millones en 2021/22, -1.2 millones en 2022/23), pero también falta robusta.

El pronóstico de la producción de arábica en Brasil bajó de 41.4 a 40.1 millones de sacos, robusta se mantiene en 23.1 millones. La producción en Colombia bajará 1.4 millones a 12 millones de sacos y podría bajar aún más. La estimación de cosecha de Honduras se bajó de 5.6 a 5.2 millones de sacos. Para la próxima cosecha se pronostica 6.3 millones. Las exportaciones de Perú han aumentado, pero sobre todo por la reducción de los problemas de logística. El pronóstico de cosecha lo bajó Rabobank de 3.9 a 3.7 millones de sacos.

El consumo en el segundo trimestre de 2022 creció 4.6% en los países consumidores, sobre todo en la Unión Europea más el Reino Unido (+7.9%). El consumo en Estados Unidos es estable y el de Japón bajó ligeramente. Rusia ya no reporta. Curiosamente Ucrania reporta que las importaciones en el segundo trimestre solo bajaron 1% comparado con hace un año (en el primer trimestre habían bajado 30%).

No se mide el consumo directamente, sino la “desaparición”. En esto influye que los problemas con la logística están desapareciendo poco a poco, y hay mayor flujo del café. Otro factor es la crisis energética. No solo ha subido el precio del gas, sino también hay temor due que se puede cortar el suministro a la industria en invierno si no hay suficiente suministro y los tostadores se están adelantando con tostar más café para la temporada de invierno, cuando hay mayor demanda.

No se sabe qué impacto una creciente inflación va a tener sobre el consumo, pero el banco considera que la demanda en Europa, el mayor consumidor del mundo y un mercado muy saturado, es muy inelástica, es decir el consumo no varía mucho dependiendo del precio, al menos en una recesión moderada. Para la nueva temporada Rabobank pronostica un crecimiento del consumo de casi 2%, de 167 a 170.3 millones de sacos.

Una de las mayores incógnitas actualmente es el rendimiento de la cosecha en Brasil. Cooxupé, la cooperativa cafetalera más grande del mundo, anunció hace quince días que la cosecha 2022/23 viene más bajo de lo pronosticado originalmente, pero sin dar cifras. Ahora hizo saber que la cosecha de arábica de sus socios ha bajado 11% a 4 millones de sacos.

Si ese porcentaje es representativo y lo aplicamos al promedio de las estimaciones de cosecha 2021/22, que fue de 31.8 millones para arábica, resulta una producción de solo 28.3 millones de sacos en esta cosecha, 10 millones que el promedio de los pronósticos hasta ahora, que es 38.4 millones de sacos. 10 millones que no se van a reponer hasta la segunda mitad del año que viene Lo que no sabemos es cuánto se tiene guardado de cosechas anteriores. Vamos a tener que darles seguimiento a las exportaciones para saber cuánto café arábica está disponible en Brasil.

El Global Coffee Platform publicó su Snapshot 2021 con las compras de café sostenible reportadas por 8 tostadores. De un total de 37.6 millones de sacos que compraron en 2021 (22.5% de la producción mundial), 20.9 millones llevaron algún sello sostenible reconocido por GCP, 55% del total comprado. El mayor volumen es de 4C.

Comparte tus preguntas y experiencias!

Participa en las discusiones más recientes y publica tus opiniones y experiencias. También puedes comenzar un nuevo tema de discusión.

COMENTARIOS

0 Comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.