Proyecto de cuantificación de agua y emisiones de carbono en el cultivo de banano

A nivel mundial, la actividad agrícola usa alrededor del 70% de toda el agua dulce extraída en el planeta y se calcula que en los próximos años su consumo aumente hasta en un 55% más gracias al incremento de la población y sus demandas. Sumada a esta presión, los fenómenos climáticos extremos se hacen cada vez más frecuentes, generando periodos de sequía más intensos y prolongados en diferentes regiones del planeta. Estos fenómenos extremos tienen un mayor impacto sobre los sectores estrechamente vinculados al clima y a la alta demanda de agua como lo es la agricultura. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *