4.3. Eventos extremos más frecuentes